martes, 6 de octubre de 2009

FIN DE SEMANA VIOLENTO EN CHIAPAS.
7 PERSONAS EJECUTADAS EN LOS LIMITES DE PALENQUE.



En cuatro acciones distintas, grupos de sicarios ejecutaron este fin de semana a doce personas en poblados fronterizos con Guatemala.

Sin embargo, el hecho más violento ocurrió el domingo pasado en el rancho Paraíso, municipio de Marqués de Comillas, donde un comando ejecutó a siete personas que se encontraban conviviendo en el lugar.

En el ataque se reportó al menos otro número similar de heridos.

La Coordinación de Comunicación Social del gobierno estatal confirmó el suceso, pero hasta esta noche aún no proporcionaba los nombres de los fallecidos o de los heridos.

La Procuraduría de Justicia estatal (PGJE) inició ya las investigaciones, sin embargo, por haberse empleado armas de uso exclusivo del Ejército para perpetrar el múltiple homicidio, la investigación será atraída por la Procuraduría General de la República (PGR).

A la par de esta matanza, dos ejecuciones más se registraron en el interior de una casa en el ejido Santa Rosa, del municipio fronterizo de Tuxtla Chico.

La Dirección de Seguridad Pública municipal reportó que en la finca "Santa Rosa" se encontraron los cuerpos de un hombre y una mujer.

Detalló que el varón presentaba un impacto de bala en el lado derecho del cuello y otro impacto en el abdomen. Su cuerpo quedó tirado fuera de la casa, en tanto que al interior se encontró a una mujer de unos 25 años, embarazada, quien presentaba un impacto de bala en la cabeza.

En tanto el sábado pasado, en las aguas del río fronterizo de Suchiate, dos hombres fueron encontrados con tiros de gracia en la cabeza.

Uno de ellos estaba en la margen del río del lado guatemalteco, y el otro casi enfrente, pero del lado mexicano.

El ejecutado del lado mexicano fue identificado como Gabriel Estrada de León, El Gaby, sobrino de la segunda regidora del ayuntamiento de Suchiate, Imelda Estrada, quien dijo desconocer las causas de la ejecución.

En Boca de Chajul, otro pueblo fronterizo con Guatemala pero enclavado en la selva Lacandona, se registró otra ejecución, luego que un grupo armado incursionó el domingo en el lugar y desató una balacera contra un grupo de personas.

El comando, que portaba armas R-15, provocó la muerte de Isaú Pérez López, quien este lunes ya fue inhumado.

En la refriega fueron heridas en las piernas Irma Rodríguez Arellano, de 47 años, y Araceli Marroquín Pérez, de 38, por lo que fueron internadas en el hospital regional de Comitán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada